16.6.09

Dejar de ser lo que alguna vez fuimos.


Dejar de ser lo que alguna vez fuimos, algo que en un pasado quisimos y de lo que no nos arrepentimos, es como cazar mariposas con telarañas de seda. Quizá no buscamos ser algo irreal pero… ¿por qué ser algo que no fuimos y que nunca quisimos? Si la vida te presenta adversidades ¿será para que adquieras alguna nueva identidad? ¿o para que salgas huyendo a la primera?

No puedo asegurar que siempre fui feliz y que lo que siento ahora sea el éxtasis que sentí al verte a ti, a lo mejor estoy tan confundida como tú lo estás, quizá no sé
ni quien soy ahora mismo, pero te puedo jurar que nunca he dejado de luchar por mis sueños.

Quiero que sepas que al igual que tú, también soy cobarde y me da miedo enfrentar al amor, porque, aunque suene estúpido, por eso me vuelvo una completa lunática y no sé como actuar, por eso quiero salir huyendo, más no lo hago.

Quiero que veas que a tu lado me siento feliz, que veo al mundo de diferente manera y que aunque estuviera en el mejor lugar en el mundo prefería estar a tu lado, prefería verte sonreír para que no sufras más, prefería, a veces, nunca haberte conocido por las circunstancias que nos impiden volver a existir.

Sólo puedo ver que aunque no vuelva mirarte sé que contigo viví y nunca dejé de ser lo que alguna vez fui.

3 comentarios:

  1. ola k tal komo estas pase por aki y me puse a leer y bueno me parsese bonito lo q escribes y bueno espero q sigas postiado mas y suerte
    atentamente "sin rencor"

    ResponderEliminar
  2. Hermoso...me gustó mucho, por lo verdadero que es. Debemos aprender de todo lo que nos sucede.

    Saludos. Nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Una carta abierta a los sentimientos.
    Me ha gustado, así mismo tu visita.
    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar