7.7.09

Todo lo que fui.



Te conocí en algún parque perdido de la ciudad,
te tomé de la mano para que no me alejaras,
cruzamos felices los charcos de agua
... y crecí a tu lado.

Vi transcurrir tu vida junto a la mía, demasiado hermoso,
medí con la tuya la mía,
tus sonrisas fueron mías, tus caricias mis caricias y tu mundo fue mi mundo.

Tu amistad fue mi placer ajeno, mi deseo más oculto
y cuando todo pasó a ser algo más, decidí que el mundo era corto.

Tus besos me enseñaron el cielo,
tus abrazos fueron mi casa, tus sueños fueron mi delicadeza con la que te tomaba
y todo quedó grabado con sangre en mi corazón.

Y a pesar de que tu corazón se inscrutó en el mío,
un huésped inesperado se coló también.

Tristeza, maldita y adorable tristeza,
pero... sabes? Muchas gracias por haberme brindado el dolor más hermoso de todos,
el dolor de haberte amado.

2 comentarios:

  1. Hay que sentirnos siempre agradecidos del amor que nos dan y damos.. aunque el dolor y la tristeza hallan participado en ella.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola chica! hermoso, conmovedor, y tan real...

    Saludos. Nos leemos

    ResponderEliminar