20.4.10

Mírala, pobrecilla,

quiere gritar, pero no puede, no la dejan,

le han intentado cortar las alas

y fue muy dura la batalla.




Ha perdido mil lágrimas derramadas,

y las sonrisas se le escurren del alma sin parar.




Parece que no tiene arreglo,

una mueca solo es ya.










...Corre, corre, pequeña,
que el lobo feroz no te alcance,
corre, corre al bosque, intérnate,
para que nadie te haga daño más.









1 comentario:

  1. Ay, Anelita.
    Ayer ya te dije casi todo lo que tenía que decirte.
    De tosmos modos si quieres correr, corre, si quieres gritar, grita, grita durísimo, que esas alas que tenemos en la miaginanción no pueden ser sostenida por nadie más que nosotros mismos.
    Desahógate, amix. Y ten paciencia *siii, y tú das ese consejo señorita impaciente*, todo va a seguir su rumbo, y te vas a dar cuenta de como son las cosas de verdad.
    A veces, aunque duela es mejor esperar para admirar los resultados, y actuar en base a ellos, ya has hecho lo que has podido. Lucha por tu causa, no te rindas, y si quieres y es necesariio pégale un puñete a esa chiquilla.
    Sonríe, y como te dije, te estoy dando un abrazototototote y todito mi apoyo. Tkkk.
    PD: Ayy, tengo unas ganas de hacerte venir a Quito para mi fiesta!! Estoy emocionadisima, pero siento que eres tan amiga mía que DEBES estar ahí. Tqq.

    ResponderEliminar